Nuestra

Historia

 

Dtaping nació en 2009, como una idea un poco loca de cambiar el rumbo de nuestras vidas. En plena crisis, con un proyecto nuevo, ambicioso y totalmente diferente, con la inexperiencia propia de nuestra edad y las ganas por bandera. Iniciamos un proyecto a ciegas, pensado e ideado al centímetro. Los inicios fueron duros, trabajábamos en nuestro local jornadas interminables, aprendíamos de nuestros errores, nos reinventábamos en cada caída… hasta llegar hasta aquí.

Este fantástico viaje de vida, que dura hoy más de diez años y que cuenta además con la apertura en 2014 de un segundo local Dgustam. Un nuevo proyecto con encanto, con identidad propia, canalla, libre de estereotipos, sin duda, nuestro mayor reto… Un viaje completo de sube y baja, de luchas, de entrega, de amor a nuestro trabajo, de pasión, de locura, pero en definitiva de algo muy nuestro, muy único, difícil de imitar y seamos honestos tremendamente imperfecto, porque cuando pones el corazón es difícil cuestionar el resultado.

Hoy, presentamos Dtaping con una estética nueva, un concepto más actual y una gastronomía más creativa. Sin olvidar nuestros clásicos, nuestros pilares, nuestras recetas de ayer y hoy, pero reinventándonos a cada paso, para conseguir un aire desenfadado y a la vez elegante, con carácter propio para homenajear en cada detalle, nuestro amor por la gastronomía, la cultura, el buen beber y el buen comer y como no, el amor por nuestra gente.

El alma de la empresa es el equipo humano que la forma, es el valor añadido. La búsqueda constante del buen trato, la calidez, la sonrisa cercana y la confianza de hacer las cosas como nos gustaría recibirlas, desde el corazón.

Nuestro eslogan, no es casual, #fetamblove es el resumen de lo que somos, del valor añadido que aportamos en cada servicio, del valor de los recuerdos, de las ideas, de todas y cada una de las vivencias, olores y sabores que nuestra memoria almacena. Gracias a nuestro equipo humano todo esto es posible.

Especial mención a mis pilares, mi padre, Carlos Alonso, responsable en gran medida de nuestro encanto, de nuestro saber hacer y nuestras ganas. Su fe en mí, pese a la adversidad, hacen de este gran viaje un sueño único plagado de sabores, risas y brindis.

El buen gusto, la creatividad, la lucha y la inspiración se la debemos a mi madre, Rosa Roig que supo siempre sacar lo mejor de las personas y que dejó en nuestros corazones el amor y la valentía de luchar por nuestros sueños. Todo, absolutamente todo lo que hacemos va dedicado a ella y a su recuerdo.

 

El proyecto que hoy ve la luz, es gracias a personas como tú, que nos lees, que nos sigues, que nos visitas que disfrutas de nuestro local, porque sin tu apoyo esta historia carece de sentido.

Por ello, gracias, a los que estuvieron, por ayudarnos a encontrar el camino y dejarnos tomar nuestra propia dirección, a los que forman hoy parte de nuestra familia Dtaping que construyen día tras día, una mejor versión de nosotros y a los que vienen y van porque son aliento, fe y destino.

Box con encanto

Algo único y diferente, con un producto elaborado por nosotr@s, de calidad y con nuestra filosofía como emblema de todo, presentación y producto “handmade”.

¿Qué podemos meter en una caja que sorprenda y a la vez salpique de emoción a la persona que la recibe? Como crear una experiencia única que nos identifique y nos acerque a nuestra clientela sin que esta tenga que entrar por la puerta.